Amigurumi: el arte de tejer tus propias criaturas

Estudiar a llevar a cabo manualidades como el crochet puede traerte muchas horas de distracción. Esta clase de ocupaciones impulsan tu imaginación mientras te aceptan hacer mejor tu capacidades para producir más y superiores cosas. Aunque la iniciativa de tener opciones infinitas puede ser algo trascendente, es simple comenzar a tejer con ganchillo; solo necesitas tener algunas utilidades y comprender las técnicas simples para empezar. Desde ahí, puedes echar a volar tu creatividad para producir piezas cada vez más desarrolladas.

Si solamente estás comenzando a llevar a cabo crochet, las bufandas son una increíble opción; luego de todo, ¡solo son un rectángulo largo! No obstante, si ya estás familiarizado con el ganchillo y deseas llevar a cabo proyectos algo más desafiantes, hay formas de hacer tus propias esculturas tejidas. Con las técnicas para amigurumis tendrás la posibilidad de hacer pequeñas muñecas que son agradables e espectacularmente divertidas de llevar a cabo.

 

¿Qué son los amigurumis?

Amigurumi es un estilo de crochet muy habitual. La palabra es un acrónimo de dos términos japoneses: ami, que significa tejido; y nuigurumi, o muñeco de peluche. Esta habilidad frecuenta ofrecer como resultados animales o criaturas fantásticas con una estética que podría describirse como kawaii, o adorable. Esto provoca que los amigurumis sean especiales para jovenes o para cualquier persona que adore las cosas agradables.

Los amigurumis son cada vez más populares en Occidente. Actualmente, estas muñecas están en todos los lugares por medio de sitios como Etsy, Pinterest y la red social de tejedores de Ravelry. Puedes comprarlos ya hechos por tejedores profesionales, o puedes hacerlos tú mismo con asistencia de un patrón. (¡Hay varios accesibles en línea! Echa una mirada a nuestros preferidos más adelante)

 

Materiales que necesitas para llevar a cabo amigurumis

Amigurumi es una técnica de ganchillo alcanzable que tienen la posibilidad de gozar tanto principiantes como desarolladores expertos. Estas piezas se generan usando puntos básicos como el punto bajo, el punto medio bajo y las disminuciones invisibles. Antes de comenzar a tejer, ten en cuenta de tener estas utilidades a mano.

Lana (o estambre) — Hay varios tipos de lana en el mercado, y no todos son buenos para llevar a cabo amigurumi. Si el estambre es bastante esponjoso puede ser un reto para trabajar con él (especialmente cuando se usa un gancho pequeño), y las fibras sueltas tienen la posibilidad de oscurecer los datos de tu muñeca. Aquí hay tres tipos populares de lana para amigurumi:

  • Estambre de algodón mercerizado y 100% algodón – Esta clase de estambre está bien hilado para que no se vea ninguna fibra.
  • Hilo de mezcla de algodón (50% algodón y 50% poliéster) – Si eliges este hilo, tu emprendimiento va a ser más rápido y se va a poder lavar a máquina. En relación de lo que vayas a llevar a cabo, la mezcla de algodón puede ser la preferible alternativa. No es tan pesado como el hilo de 100% algodón, lo que supone que las puntadas no perderán la forma tan de forma sencilla más allá del tamaño de tu emprendimiento.
  • Hilo acrílico – Si no tienes bastante presupuesto para tu amigurumi, entonces el hilo acrílico es una buena elección. No obstante, tiene algunas desventajas: puede ser fibroso y los datos tienen la posibilidad de no verse; además, el hilo se puede deformar de forma sencilla si las puntadas no están lo bastante apretadas.

Ganchillo reducido — Vás a querer utilizar un ganchillo reducido para llevar a cabo amigurumis, debido a que si no el relleno del muñeco podría verse por medio del tejido. Consulta tu patrón para entender qué tamaño de ganchillo tienes que utilizar.

Relleno — El relleno (ya sea de poliéster o de algodón) le va a proporcionar forma y vida a tu muñeca.

Limpiapipas o alambre floral — Algunos amigurumi tienen la posibilidad de ser colocados en diferentes posiciones. Los limpiapipas y el alambre floral se tienen la posibilidad de usar como base para lograr que el muñeco “se mueva”.

Guijarros — Si deseas estar seguro de que tu creación estará parado, puedes usar piedras pequeñas para repartir el peso en la parte de abajo del muñeco.