Cómo llevar a cabo un poncho o cubierta casero con una manta

Las tendencias invierno 2021 llegan plagadas de ponchos y capas de todos los colores y materiales pero, en algunas ocasiones, sus costos desmesurados no aceptan el ingreso de algún persona a esta clase de prendas. Por eso, hoy acercamos la solución: te vamos a enseñar cómo llevar a cabo un poncho casero para este invierno con una fácil manta. ¿Quieres proceder a la tendencia?

Seguramente la mayor parte, como yo, les habéis fijado en que son prendas súper sencillas. Por eso, hoy veremos cómo llevarlo a cabo en el hogar. Vamos allá:
Materiales necesarios para llevar a cabo un poncho casero

  • Tijeras
  • Manta
  • Cremalleras y botones (opcional)
  • Agujas o máquina de coser
  • Cenefa decorativa

 

Cómo llevar a cabo un poncho o cubierta casero paso a paso
Lo primero de todo es elegir los colores que deseamos para nuestro poncho y conseguir una manta a nuestro gusto que va a ser la que convertiremos en poncho casero. Puedes llevar a cabo el poncho casero en algún otro tejido polar que abrigue lo bastante para aguantar el frío del invierno.

Para comenzar a llevar a cabo nuestro poncho casero con una fácil manta, necesitaremos doblar esta en el medio y cortar la que va a ser la región del cuello con una tira hacia abajo de la misma forma que se expone en la imagen. Tienes que tener precaución y medir exhaustivamente el agujero del cuello para que no quede bastante reducido o bastante grande. Para eso, es aconsejable que uses un sombrero o una gorra a tu medida y la sitúes justo encima de la manta antes de cortar.
El trozo de tela que hemos cortado con apariencia de línea recta lo usaremos como cinturón para nuestro poncho.
En inicio, ya tienes listo tu poncho casero para su uso pero puedes personalizarlo todavía más cosiendo una tira de alguna tela de otro color que vaya en sintonía con el color de manta elegido inicialmente.

Como vas a ver, seguir estando a la tendencia es muy simple por medio de este poncho casero ideal para todo el mundo, mayores o jovenes. Solo necesitas una manta y el resto es imaginación y personalización pura y dura. ¡No te quedes sin poncho para este invierno!